Gulf ratifica su objetivo de tener 100 estaciones de servicio en el país este año

La marca de combustibles Gulf y su socio local ratificaron el plan de alcanzar este año las 100 estaciones de servicio propias en el país y lograr el 3% del mercado minorista, a pesar del contexto de retracción de ventas que arrastra el sector desde hace un año y medio.

Así lo informó Eduardo Torras, gerente general de Delta Patagonia, licenciataria de Gulf para la Argentina, al anunciar la apertura de una nueva boca de expendio en la ciudad de Piñero, Santa Fe, con lo que suman 25 las estaciones de la marca estadounidense desde su llegada al mercado.

El directivo precisó que las siguientes inauguraciones serán en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en las localidades bonaerenses de Burzaco, Pacheco, Virreyes y Avellaneda, y en Río Cuarto, Córdoba.

Como parte de su proyecto a largo plazo iniciado en mayo de 2019 en el país, Gulf planea identificar 150 bocas de expendio al 2021, distribuidas por todo el país, con una inversión de 25 millones de dólares.

La marca que tiene presencia en más de 100 países y 4.000 estaciones dijo que apunta a “lograr el 3% de participación” en las ventas totales de combustibles líquidos, en un segmento minorista que está dominado en un 90% por las grandes petroleras YPF, Shell y Axion.

“Hay al menos un 10% de mercado que está creciendo en competencia y muy activo con una oferta de combustibles y servicios de calidad que permiten diversificar la oferta”, explicó el directivo en referencia a la presencia de Puma Energy operada en el país por Trafigura, y de Dapsa de Sociedad Comercial del Plata.

Sobre la continuidad de las inversiones a pesar del contexto de caída de demanda, los efectos del congelamiento por 90 días que rigió desde las elecciones primarias de agosto y la actual coyuntura de normalización macroeconómica, Torrás aseguró que “la idea de la marca es respetar el plan original de crecimiento”.

“Queremos embanderar entre 8 y 10 estaciones por mes, para llegar a las 100 bocas a fin de año”, reafirmó el directivo, al destacar “la recepción de un consumidor muy marquero que le gusta apalancarse en una imagen internacional y en una referencia global de calidad”.

Torrás también se refirió al reclamo de todo el sector sobre el peso de la carga impositiva, a lo que pidió “coherencia a la Nación, provincias y municipios para que no se desnaturalice la competitividad de precios con un esquema de tasas muy variables entre jurisdicciones próximas”.

Delta Patagonia y sus socios Copetrol, Energía del Paraná y Barcos & Rodados -con accionistas argentinos y paraguayos- controlan más de 900 estaciones de servicio y tienen presencia en el negocio de trading en Paraguay, Uruguay y Bolivia.