Putin pide solución conjunta para superar la crisis del petróleo

El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió a los productores y consumidores de petróleo que encuentren una solución que mejore la situación de los mercados mundiales.

El mandatario dijo además en una reunión de su gobierno que Estados Unidos también está preocupado por el estado del mercado petrolero y que si las inversiones en el sector caen, los precios del crudo seguramente repuntarán, algo que “nadie necesita”.

Hay que destacar que el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novak, debatió con el secretario de Energía estadounidense, Danny Ray Brouillette, la situación del mercado del petróleo y la posibilidad de superar los retos que se plantean actualmente, como la caída de la demanda y el exceso de producción de crudo.

“Los ministros destacaron que la caída de la demanda y el exceso de oferta en el mercado del petróleo no propician el desarrollo de la industria energética a nivel mundial y ponen en riesgo el suministro del mercado tras el inicio de la recuperación de la economía mundial”, informó el Ministerio de Energía de Rusia.

De acuerdo con Moscú, ambas partes “destacaron la necesidad de hallar una respuesta constructiva a los restos existentes y continuar el diálogo”.

También abordaron las posibles líneas de cooperación energética entre ambos países en el marco del G20 y el Banco Mundial (BM).

La conversación tuvo lugar dos días después de que los presidentes de EEUU y de Rusia, Donald Trump y Vladimir Putin, respectivamente, mantuvieran una conversación telefónica para buscar vías de cooperación en la lucha contra el coronavirus y la delicada situación en el mercado mundial del petróleo.

“Nunca pensé que diría que quizá tengamos que aumentar el (precio del) petróleo, pero tenemos que hacerlo. El precio es demasiado bajo”, afirmó Trump en una entrevista televisiva con la cadena Fox News.

El mandatario opinó que tanto Rusia como Arabia Saudita “se han vuelto locos” con su guerra de precios, y que no quiere que esa situación “arrase el sector energético”.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseveró ayer que “sin lugar a dudas existe una comprensión de que la actual coyuntura de precios no favorece a ninguna de las partes”, al comentar la conversación entre ambos mandatarios.

La alianza entre la OPEP, Rusia y otros nueve productores petroleros fracasó a principios de marzo, al no lograr un compromiso sobre un nuevo recorte de la oferta conjunta de crudo, tras lo cual Arabia Saudita anunció rebajas en el precio y la intención de aumentar el bombeo, tras lo cual su valor se hundió.

Mientras Riad busca ganar nuevos mercados, Rusia advierte que sus costos de producción y sus reservas le permiten afrontar la situación, agravada por la caída de la demanda a nivel global provocada por la pandemia de coronavirus, que paralizó vastos sectores de la economía mundial.