En Mendoza exigen que se fije un precio de crudo o que se baje el precio en surtidores

El ministro de Economía de Mendoza, Enrique Vaquié, aseveró que con la caída del precio del barril de crudo solo ganan las empresas refinadoras y que los grandes perdedores son los consumidores, trabajadores y las provincias.

La baja en el barril de petróleo ha generado diversas complicaciones para las provincias productoras. Es por eso que desde el Gobierno de Mendoza se exige que se fije un precio de crudo o que se baje el precio en surtidores para no seguir perjudicando a la provincia, los trabajadores y los consumidores.

“Hoy el precio de los combustibles es el mismo a pesar que la materia prima (barril de crudo) cayó a la mitad. Esto deja grandes ganancias a un solo eslabón del sector: las empresas refinadoras. Pierden Mendoza, consumidores y trabajadores”, aseguró el ministro de Economía de Mendoza, Enrique Vaquié.

“La cuenta es sencilla: si a principios de marzo el barril de crudo costaba 52 dólares y el litro de las naftas entre 55 pesos y 62 pesos y hoy el barril se paga 25 dólares y las naftas salen igual, significa que las refinadoras compran mucho más barato pero cobran lo mismo en el surtidor”, consideró.

“Mientras Mendoza, municipios, trabajadores de los pozos, pymes proveedoras y los consumidores ven reducir ingresos, riesgo de perder empleos, menos actividad y los mismos costos que antes de la crisis. Queremos que se fije un precio de equilibrio o que se baje precio en surtidores”, afirmó.