Comienzan a trabajar las mesas de pymes mineras

Nación y las provincias se reunirán mensualmente para generar apoyos y desarrollo de las pymes mineras. Trabajan para garantizar el traslado “seguro y controlado” entre provincias.

El secretario de Minería, Alberto Hensel, y la subsecretaria de Desarrollo Minero, Laura Ropolo, dieron inicio a la apertura de las mesas Pymes con autoridades mineras provinciales donde se expusieron las herramientas y propuestas para este sector a nivel nacional.

En estas mesas que se reunirán mensualmente, trabajarán en conjunto la Nación y las provincias enfocándose en generar apoyos y desarrollo de las pymes mineras.

Las mypimes producen rocas, cales y minerales para la construcción, minerales para la industria, rocas de aplicación tanto ornamentales como revestimientos) y agrominerales para fertilizantes, correctores de suelos y enmiendas.

Este ámbito propone mantener “un intercambio dinámico entre los distintos actores que redundará en focalizar soluciones a las demandas puntuales y facilitar herramientas a cada uno de los participantes”, agregaron las fuentes.

Entre otros puntos se desarrollaron temas como Vinculación con la Secretaria de la Pyme y Emprendedores; asistencia Técnica desde la Secretaria (Informes de Impacto, Informes de Coyuntura, apoyo al acceso de herramientas del Estado ATP; vinculación con Segemar (asistencia técnica); y vinculación con la Agencia Argentina de Inversión y Comercio (Informes Sectoriales, promoción de participación en Ferias, Misiones inversas).

Actualmente las MiPyMes mineras registradas ascienden a 639 empresas, generando un empleo directo de 13.760 empleados, su actividad se centra en la producción de rocas y minerales industriales que se desarrolla en las 23 provincias del país.

De ellas se destaca la actividad existente en las provincias de Buenos Aires (28,3%), Córdoba (17,3%) Entre Ríos (7% especialmente arenas) y San Juan (5,4% especialmente cal).

Del taller participaron además la Directora Nacional de Promoción y Economía Minera, Maria Eugenia Vergés y el Director del Instituto de Geología y Recursos Minerales del Segemar, Martín R. Gozalvez entre otras autoridades.

TRASLADO SEGURO

La Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) avanzará con el desarrollo del proyecto de Corredor Minero Federal que busca garantizar el traslado “seguro y controlado” entre provincias de los trabajadores de los distintos proyectos en marcha.

Como parte de este proyecto, la CAEM buscará definir con Aerolíneas Argentinas los “aspectos operativos de esta iniciativa, que busca solucionar la conectividad entre las provincias”, informó la entidad que nuclea a las empresas mineras.

Desde el inicio del aislamiento social y obligatorio, y luego de que la actividad minera sea declarada actividad esencial, los trabajadores mineros enfrentan dificultades para transitar entre las jurisdicciones provinciales para llegar a los yacimientos, debido a los distintos protocolos sanitarios vigentes.

Alberto Carlocchia, presidente de CAEM, explicó que “lo importante no es sólo el traslado, sino lograr un protocolo común para todas las provincias donde hay movimiento de trabajadores a fin de generar un criterio uniforme para una actividad que ha sido declarada esencial por el Gobierno nacional”.

De esta forma, se debe “poder brindar a los trabajadores la certeza de que podrán volver a sus hogares y disfrutar del descanso en los mismos”, agregó el directivo.

Como el corredor no es sólo aéreo -también hay que conectar vías terrestres- requiere una logística compleja, pero realizable; por eso se trabajará en conjunto con las empresas, la Secretaría de Minería de la Nación, Aerolíneas Argentinas y la Secretaría de Transporte.

“Si se logra este desarrollo, permitirá la puesta en valor de algunos aeropuertos generando así a futuro mayores posibilidades comerciales y turísticas para las regiones”, afirmó Carlocchia.

Por su parte, Luciano Berenstein, director ejecutivo de CAEM, dijo que se incluirán dentro del Protocolo de Bioseguridad de la Industria Minera los lineamientos para el “traslado terrestre de larga y media distancia, así como las recomendaciones de base para los traslados aéreos”.

Se generará así un “protocolo unificado para que la gente pueda ir y volver a su lugar de residencia”, con el objetivo de alcanzar el “traslado seguro y el descanso de los trabajadores en sus hogares”, concluyó Berenstein.