El 70% de los trabajadores petroleros en Mendoza aún está en su casa

Representan unos 2400 operarios. Estiman que a fin de año se llegará a un 50% de la actividad.

El 70% de los trabajadores del sector petrolero de Mendoza se encuentran aún inactivos, pese a la reanudación de la producción en gran parte de los pozos de la provincia. Así lo confirmaron desde el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Cuyo, desde donde detallaron que son 1.100 los agremiados que han podido volver a sus actividades y 2.400 los que permanecen en su domicilio.

Esta situación condujo a la firma de un acta de entendimiento entre YPF y el sindicato de los petroleros, que contempla una reactivación progresiva de los equipos de pulling y workover (mantenimiento de los pozos). “Se irán poniendo en marcha los equipos de a poco en un plazo de seis meses. Este martes se reactivó un equipo de Aesa y a lo largo de la semana se reanudarán uno de Clear, uno de San Antonio y uno de Emepa”, explicó David Castro, titular del sindicato.

Según informó Los Andes, cada equipo que vuelva a la normalidad implicará la vuelta al trabajo de ocho personas de forma directa, pero también de decenas de trabajadores de forma indirecta. “El derrame que genera cada pozo es muy importante. Con los trabajos de pulling y workover se mueven muchos sectores de la construcción y el transporte”, aseguró.

PREOCUPACION

La cantidad de empleados activos es una clara demostración del nivel de actividad con el que está trabajando el sector petrolero de Mendoza. De acuerdo a Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, recién a fin de año la actividad petrolera local estará trabajando a un 50% de su capacidad normal, lo que significa que hoy está realmente muy lejos de tener un movimiento siquiera cercano al que tenía antes de la pandemia. “Algunas operadoras están vaciando sus stocks, porque tenían sus tanques llenos y pronto volverán a la actividad, pero por ahora el ritmo es lento. Las empresas están financieramente estresadas y todas las inversiones que no se están haciendo ahora se va a tener que hacer más adelante”, apuntó.

“Debemos estar con un 70% de los pozos de extracción trabajando (de un total de 8.000). Muchos son de YPF y nunca pararon. El problema es con los pozos de las otras operadoras. Algunas arrancan rápido y otros no, porque requieren mover un equipo de pulling o algo”, agregó.

Por otro lado, Guiñazú indicó que todos los equipos de perforación de Argentina están parados. “No se están haciendo pozos nuevos, solo se está avanzando con los mantenimientos. Hay muchos yacimientos que, después del parate, están comenzado a trabajar con mantenimiento (pulling y workover)”, remarcó.