Pymes neuquinas protestaron contra EDVSA por falta de pagos

La compañía tiene una deuda de 546 millones de pesos con 522 razones sociales. Los empresarios no pueden pagar los sueldos.

Las pymes neuquinas atraviesan un momento delicado a tal punto que muchas de ellas están al borde de la quiebra. Es que, entre otras tantas razones, EDVSA no paga sus deudas desde noviembre del año pasado. La compañía tiene una oficial constatada en el Banco Central de la República Argentina (BCRA), de $546 millones en cheques rechazados a 522 razones sociales.

Esto llevó a que un grupo de transportistas se dirigieran a la sede de EDVSA en Neuquén para protestar por el pago de las facturas. Los empresarios decidieron llevar su reclamo a la calle Trabajadores de la Industria del Parque Industrial Neuquén sin descuidar los elementos de protección para evitar el contagio de coronavirus como el distanciamiento social y el uso barbijos y guantes.

Edgardo Phiellip, que integra la Asociación de Comercio, Industria y Afines del Neuquén (ACIPAN), explicó que tienen dos opciones para encontrar una solución. Una es la vía judicial con una denuncia penal al directorio de EDVSA y la otra es seguir negociando para que los acreedores puedan cobrar al menos el 40% de las facturas.

Según informó La Mañana de Neuquén, el problema más grave es que hay compañías que tenían casi exclusividad en la prestación de servicios con EDVSA por lo que están en una posición de dependencia absoluta en términos de contratos. Esto significa que al no poder cobrar las facturas, no pueden pagar los salarios y tampoco a sus propios proveedores.

EDVESA propuso una Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) que muchos empresarios locales no firmaron. Se trata es un mecanismo por el cual la compañía no va a la quiebra y hasta puede disponer de sus bienes porque no puede ser inhibidos.